Vídeo: “Trygg Trafikk” Noruega / Sonido: HTS BeSafe

Las sillas de instalación en el sentido contrario a la marcha son más seguras

Los accidentes frontales son los más probables y en los que las fuerzas son más intensas.

Nunca sabe cuándo o cómo tendrá un accidente de coche. Por ello tampoco puede preparar o ajustar la colocación de los pasajeros como medida de seguridad. En consecuencia, siempre debe ponerse en el peor de los casos: Los accidentes frontales son los más probables y en los que las fuerzas son más intensas. La mejor forma de protegerse en caso de colisión frontal es estar sentado en el sentido contrario a la marcha.

Viajar con sillas de instalación en el sentido contrario a la marca reduce considerablemente la presión sobre el cuello

Si los músculos del cuello de un niño se ven sometidos a una fuerza excesiva, las consecuencias pueden ser catastróficas. Si el niño está sentado en el sentido contrario a la marcha, se reducirá en gran medida la presión que recibe el cuello.

5Xsafer_mennesker-i-bilsete-rearfacing-vs-forwardfacing_medium

Cuando se produce una colisión a 50 km/h, la presión ejercida sobre el cuello de un niño de 15 kg sentado en el sentido de la marcha será equivalente a 180-220 kg.  En cambio, si el niño está sentado en el sentido contrario a la marcha, la presión se reducirá a 40-60 kg. Al mismo tiempo, la silla de automóvil protegerá al niño de los objetos que estén volando dentro del coche.

La cabeza del bebé es una parte significativa del peso corporal total

5xsafer_head_weight_proportions_medium

El cuerpo de un niño no es una pequeña copia del cuerpo de un adulto. Es importante que sea consciente de que su hijo no es una fotocopia suya. La diferencia más importante es el tamaño de la cabeza. En los bebés de 5 meses, la cabeza representa el 25 % de su peso corporal. En el caso de los adultos, la cabeza representa solo el 6 %.

Las estadísticas hablan por si mismas

Estudios independientes de accidentes de tráfico reales llevado a cabo por Volvo y Folksam muestran que su hijo, hasta los 4 años, tiene 5 veces más posibilidades de sobrevivir y/o evitar lesiones graves si viaja sentado en el sentido contrario a la marcha que si lo hiciera en el sentido de la marcha. Los estudios de accidentes de tráfico llevados a cabo por Volvo muestran que en el grupo de niños de 0 a 4 años que viajan sentados en el sentido contrario a la marcha, solo el 8 % resultó herido y necesitó asistencia médica. En el caso de los niños del mismo grupo de edad y que viajaban sentados en el sentido de la marcha, el 40 % de los niños necesitaron asistencia médica.

5xsafer_tabel_medium_medium

Estudios independientes* de accidentes de tráfico reales muestran que su hijo, hasta los 4 años, tiene 5 veces más posibilidades de sobrevivir y/o evitar lesiones graves si viaja sentado en el sentido contrario a la marcha que si lo hiciera en el sentido de la marcha.

* Fuente: Volvo y Folksam

Sentido contrario a la marcha 8 % Sentido de la marcha 40 %

Estas cifras muestran que usar una silla de instalación en el sentido contrario a la marcha es 5 veces más seguro que las sillas que se instalan en el sentido de la marcha.

PlusTest

Suecia es líder mundial en lo que concierne a la seguridad infantil en los automóviles. A fin de seguir en cabeza, ha introducido la PlusTest, una de las pruebas más exigentes del mundo para sillas de automóvil. No hay muchas sillas que hayan pasado la Prueba Plus, y todas las que lo han hecho, han sido sillas instaladas en el sentido contrario a la marcha.