Dos familias viajan por las carreteras de Noruega y hay mucho que planear con antelación para vivir pequeñas aventuras en el coche. ¡Síguenos!

Parte 4: Los viajeros del asiento de atrás

(y cómo no ser un rollo total en la carretera)

Entretener a los niños en el coche durante un tiempo prolongado puede ser todo un reto. Créeme, lo sabemos. Pero con un montón de paradas por el camino y algunos trucos inteligentes, puede ser muy divertido.

Al planificar un viaje por carretera, es obvio que habrá muchas horas de coche. Hay que planificar con cabeza y tener preparados algunos juegos divertidos. También compramos audiolibros y pusimos la música muy, muy alta. ¡A los niños les encanta! Si los niños prefieren jugar o ver algo en la tableta, adelante. Simplemente asegúrate de tener cubiertas de asientos y una de esas tabletas que han pasado las pruebas de colisión para que los niños estén protegidos en caso de accidente.

Paramos varias veces para que los niños pudieran estirar las piernas, jugar un rato o dormir una siesta.

Además, investigar un poco antes del viaje puede resultar muy práctico para contar historias en el coche.

Me refiero a que las vistas desde el coche eran impresionantes y contar historias sobre los sitios que habíamos visto y que íbamos a ver era un buen detalle.

Lista de comprobación de BeSafe:

  • Recuerda que cuando los niños van en sentido contrario a la marcha, pasa un tiempo entre lo que describes y lo que los niños ven por la ventanilla
  • Las tabletas para ocio deberán llevar una cubierta por si ocurriera un accidente.
  • Cuando el coche esté en movimiento, los niños solo deberían tener peluches en el asiento trasero.